viernes, enero 12, 2007

No entrar!



Este proyecto lo disfruté mucho haciéndolo, yo misma pinté la madera con colores acrílicos, para el rosado combiné un poco de blanco y un poco de rojo, para que el color fuera más personalizado, y para el azul utilicé el color original.


Luego de pintar las maderas, no sabía como terminar el proyecto, así que estuve estudiando colocar unos apliques de madera también, pero me parecía muy común y yo lo que buscaba era un poco más de originalidad; fue así que decidí hacerlo en punto de cruz, para que fuera diferente, nuevo, y me gustó muchísimo como quedó, quise hacerlos todos iguales, 2 para niñas y 2 para niños.

Son ideales para algún regalito, porque la idea de regalar algo hecho por uno mismo siempre es muy gratificante, de hecho estoy esperando que sean para alguien especial que sepa apreciar el cariño con el que fueron realizados.
Ya tengo uno de ellos en mente, y se que será muy bien recibido, será para mi sobrino que está por nacer, y se que sus padres lo recibirán con mucho cariño.
Nos vemos

3 comentarios:

Keka dijo...

Carolina, son preciosos además de originales. Seguro que quien los reciba sabrá apreciar el cariño con el que los has hecho.Te felicito.

Mayté dijo...

Están muy bonitos, seguro que quien sea afortunado en recibir uno de ellos estará feliz con el regalo :)

sonia dijo...

Hola Carolina, he llegado a tu blog casi de casualidad, y cual ha sido mi sorpresa que me he encontrado en tus enlaces.Te agrego yo tambien a mi blog. Tienes unas labores preciosas, felicidades